Santiago Abascal ha propuesto esta mañana en el Congreso aprovechar esto de las mascarillas para matricular a cada español.

Santiago piensa que esto de ir con la boca tapada hace que la gente parezca sospechosa, y que de cometer algún delito costaría mucho más reconocer al malhechor.



Es por ello que ha pensado hacer de la debilidad una fortaleza y, ponerle una matrícula en la mascarilla a cada persona que transite por el territorio nacional, a fin de tener a todo el mundo controladito como le gusta a él.

A la salida del Congreso Abascal ha atendido a los periodistas y ha hecho las siguientes declaraciones:

“Con matrículas en las mascarillas nadie se podrá esconder”, “la sociedad se ha gastado mucho dinero en llenar las calles de cámaras como para ahora no poder reconocer a la gente”, “así que matrículas para todos”, “ya veremos si también propongo pasar la ITV una vez al año”.