El ministro Alberto Garzón, ha comparecido hoy en los medios para explicar a la conclusión a la que ha llegado su equipo de expertos sobre uno de los productos de consumo más demandados por las mañanas en nuestro país, el zumo de naranja.

“El zumo concentrado pasa el día tranquilamente en la nevera, tratando de resolver problemas complejos que atañen al resto de los alimentos”, ha dicho Garzón, “podría considerarse un líder dentro de la nevera”, “su filosofía y su pensamiento ayudan por ejemplo a aquellas verduras que se pudren en el fondo del cajón y nunca llegarán a cumplir su función”, “también ayuda mucho a los tuppers que rellenamos con un culo de comida, el cual, sabemos que nunca nos vamos a comer y termina por salirle moho”.



“Desde el Gobierno recomendamos abrir la nevera muy despacito, y si tenemos que coger algún tetrabrick cercano, hacerlo con el máximo cuidado posible para no sacar al zumo de su estado de concentración”.