Manuel Compras, madrileño de 31 años, ha sido despedido en la mañana de hoy de su empresa por pasarse varios días seguidos, durante su jornada laboral, buscando de forma compulsiva las mejores ofertas promocionales del Black Friday.

Uno de nuestros reporteros ha podido entrevistarse con Manuel en su casa que nos ha dejado las siguientes declaraciones:



“Todos los años por estas fechas me pasa lo mismo, por ese mismo motivo no duro nunca más de 12 meses en el mismo trabajo. Conforme va llegando el Black Friday me vuelvo cada vez más loco y me da por buscar las mejores ofertas durante mi jornada laboral. Después casi nunca me compro nada, pero la verdad es que no hay quien me gane buscando los mejores chollos”.

“El año que viene lo que haré es que buscaré las ofertas desde el móvil como hacen el resto de mis compañeros y así no doy tanto mosqueo como este año que tenía las ofertas en los dos monitores de 27 pulgadas con los que trabajo”.