El dato ha sido revelado hoy por la Patronal y diversos medios de comunicación se han hecho eco de él.

Los sindicatos han puesto el grito en el cielo y sus principales líderes han recorrido los platós de televisión tratando de desmentir dicha afirmación.



El más activo ha sido el líder del nuevo sindicato, “Me la toco un rato”, que ha asegurado que “esa cifra no se corresponde con la realidad” y que lo que pasa en realidad es que “muchos trabajan desde la cama y se quedan dormidos mientras trabajan, pero el ordenador está encendido y tienen las manos sobre el teclado, lo que a todos los efectos se considera trabajo”.

El líder sindical ha continuado diciendo que, “el problema viene desde el origen, al pensar que por estar en la oficina delante del ordenador ya está uno trabajando”, “nada más lejos de la realidad”, “la mayoría estamos comprando por internet, haciendo la declaración de la renta o simplemente viendo vídeos de gatitos”.

“La cuestión no es que en casa trabajemos menos”, “la verdadera cuestión es que no nos gusta trabajar, ni desde casa ni desde el trabajo”.