Pablo Iglesias está ya en la alta esfera de la casta más burguesa. Hoy por fin, el Rey Felipe le ha concedido el título oficial de Marqués de Galapagar que tanto ansiaba.

Ha sido en un acto oficial, en el que Don Felipe le ha otorgado una varita simbólica de aristócrata, melody marks que Pablo Iglesias prácticamente le ha arrebatado de las manos mientras farfullaba, “mi tesooooooro”.



A la salida del acto, Iglesias ha atendido a la prensa con aires ya de aristócrata. Estas han sido sus palabras:

“Cómo marqués, mi primera medida será reunir a mis vasallos y comunicarles que, como el gran semental que soy, voy a reinstaurar el derecho de pernada”, “quiero repoblar el mundo con pequeños comunistas aristócratas que llamaré comustocratas”, “será mi ejército del bien y podré por fin crear un mundo a mi imagen y semejanza”. Ha contado el marqués con risa malévola de malo de las películas y dejando entrever sus dientes de malo.