Enrique Unuco, ha sido puesto de patitas en la calle por la administración, al no cumplir con los requisitos exigidos por la misma en términos de tocamiento genital.

Nuestro reportero Vicente Raillo ha acudido a la administración en cuestión para hablar con su Jefa de personal, la señora Lourdes Pedirlos Atodos, que nos ha contado lo siguiente:



“Enrique es un buen tipo, pero nos deja en mal lugar a los demás”, “todo el día trabajando, mientras los demás nos rascamos los genitales”, “en la empresa privada le va a ir mejor, que allí sí se valora el trabajo y el esfuerzo”, “pero aquí no encajaba”.

Por su parte, hemos conseguido también unas palabras del bueno de Enrique, que nos ha contado que, “ya han llamado a mi puerta mas de 20 empresas, algunas de ellas me ofrecen puestos bien remunerados y de alta dirección”, “dicen que una persona que no puede tocarse los huevos vale su peso en oro”, “la verdad es que estoy muy contento”.