El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha realizado una última y desesperada oferta a Gabriel Rufián para intentar lograr la investidura de Sánchez como presidente.

Según algunos diputados de ERC, Iglesias ha ofrecido a Rufián la posibilidad de pasar el verano en la piscina del casoplón que tiene en Galapagar el líder de la formación morada.



Uno de nuestros reporteros ha podido entrevistarse con Iglesias a la salida de la reunión en el Congreso, obteniendo las siguientes declaraciones del futuro vicepresidente del Gobierno:

“Viendo que la negociación se estaba estancando, le dije a Rufián que se acercara a mi escaño, y le susurré al oído que si consigue que ERC se abstenga, podrá venir a mi piscina todos los días que quiera durante los tres meses de verano “.

“Me ha dicho que se lo iba a pensar, que iba a consultar a las bases y que en unos días me daba una respuesta, yo creo que está casi convencido”, ha declarado Iglesias muy entusiasmado a nuestro reportero.