Boris Jonhson, primer ministro británico, ha anunciado hoy que creará zonas para practicar balconing por toda Inglaterra, como una herramienta más para disuadir a sus conciudadanos de visitar tierras españolas.

El primer ministro también ha anunciado que creará zonas en la costa con chiringuitos a 20 metros unos de otros, con paellas por encargo y hasta barcas asando espetos.



También ha propuesto la colocación de cabinas de bronceado, para que sus congéneres puedan lucir ese rojo cangrejero, que tanto les gusta, en las macro discotecas.

Por último ha anunciado un curso para hosteleros donde enseñarán a enfriar la cerveza a cero grados para sustituirla por los calditos de puchero que allí llaman pintas.