Salto la liebre esta semana con una noticia que ha dejada atónita a toda la población española.

Los rumores de que Juan Carlos I y Corina podrían ser los padres de Pablo Iglesias van tomando forma y ya son muchos los compañeros de partido del propio Pablo Iglesias los que han comenzado a llamar al líder de la formación morada “el borboncito”, con un poco de mala leche.



Pablo Iglesias ha salido al paso de estos rumores rápidamente para desmentirlos, mientras levantaba el puño y relataba “viva la república”.

Estas han sido las declaraciones del líder morado, (morado por lo del color del símbolo de su partido y por el porrito que se había fumado antes de entrar en la sala de prensa):

“Esto es inaudito, que me quieran emparentar con el ciudadano Borbon es lo último que me quedaba por ver”, “aunque bien pensado el Palacio de la Zarzuela es más grande que mi casoplon, y la verdad que uno le pilla rápido el gusto a esto de vivir en una casa grande”, “primero se me quedó pequeño el piso en Vallecas y ahora se me va quedando pequeño el casoplon”, “bueno, bueno, ya se ira viendo”, ha concluido “el Borboncito”.