El Pleno del Congreso ha aprobado hoy la nueva Ley con la que se pretende poner punto y final a las mujeres que se creen madres por tener una mascota. Esta nueva Ley afectará principalmente a las madres que llaman bebé a sus mascotas y los tratan como si fueran niños pequeños.

A partir de este momento cualquier juez tendrá la potestad de poder internar en un manicomio a estas personas.

Uno de nuestros reporteros se ha trasladado hasta el manicomio donde está internada, Alegría De Mascotas, una de las primeras mujeres juzgadas y procesadas, que nos ha dejado las siguientes declaraciones:

“Tengo un perro y un gato, el gato que es ya mayor se orina en el sofá, en la cama, en los cojines, en las mantas, pero yo lo quiero igual porqué es mi bebé”.

“También tengo un perro que se come tanto la arena del gato como sus excrementos, pero también es muy bueno y también lo llamo bebé, ambos son mis hijos”, ha sentenciado Alegría mientras se tomaba su medicación en el manicomio.