Un estudio publicado hoy, ha desvelado que millones de hombres en todo el mundo hacen las tareas domésticas mal queriendo, para que no se lo vuelvan a pedir.

En Noticias Tontas hemos escogido un hombre al azar, el señor Agustín Servible, para comprobar si este hecho es usual. Esto es lo que nos ha contado este señor:



“Yo hago poco en casa la verdad, cuando me mandan a barrer meto tres escobazos y nunca llego a las esquinas, ni barro debajo de las sillas”, “si tengo que fregar dejo las manchas de tomate en los platos y los tuppers los dejo aceitosos”.

“La plancha no la he cogido desde hace un siglo, el primer día que me pusieron a planchar quemé una camisa”, “si tengo que hacer la cama, le dejo más bultos que una bicha harta de castañas”, “y así con todo”.

“Eso sí, para ver el fútbol saco la cerveza del congelador a cero grados, y me monto un aperitivo que ni Arguiñano, que uno es inútil, pero no tonto”.