Ha llegado a nuestra redacción el increíble caso de Encarnación Jiménez, sevillana de 41 años, que ha conseguido adelgazar 30 kilos en tan solo 3 semanas dejando de cocinar ella y delegando esa tarea a su marido.

Uno de nuestros reporteros ha podido entrevistarse con Encarnación obteniendo las siguientes declaraciones de la sevillana:

“Pues hace 3 semanas pesaba 82 kilos, hacía todo tipo de deportes y no adelgazaba ni un gramo. Así que hablando con una vecina de mi situación, me dijo que si quería adelgazar lo que tenía que hacer era pasar hambre y que como yo cocinaba tan bien debía dejar esa tarea en manos de la persona más incompetente que conociera”.

“No tardé ni 5 segundos en acordarme de mi marido Juan, así que hablé con él y y le comenté que si estaba dispuesto a preparar la comida todos los días durante un tiempo, él por su puesto me dijo que si, como siempre, porque él nunca me escucha cuando le hablo y responde con un si igualmente”.

“He perdido 50 kilos desde que mi marido empezó a cocinar. Estoy como loca de contenta, él en cambio el pobre se murió de hambre antes de ayer. Esta mañana lo hemos enterrado”, ha sentenciado Encarnación a nuestro reportero.