“¡No cabemos!” ha gritado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su equipo de Gobierno, una vez que ha comprobado por él mismo que, en la actual mesa de reuniones de Moncloa, no caben el montón de ministros que conforma su Gobierno”.

“¡Maldita sea!”, ha exclamado, “¿y esto como no lo hemos pensado antes? ahora a ver como conseguimos una mesa para 23 personas, y lo peor de todo, a ver como los transportistas son capaces de meterla por las puertas de Moncloa una mesa tan larga”.

“No se como no lo vi venir, menos mal que no metí a los 30 ministros que tenía pensado meter, sino a parte de buscar una mesa gigante tenemos que tirar un tabique de los de Moncloa para alargar la sala de reuniones”, ha sentenciado Sánchez mientras ojeaba una revista del IKEA.