Satanás ha comunicado hoy, mediante una rueda de prensa, que ha solicitado formalmente a Dios que se habilite una zona de pecadores en el cielo, ya que el infierno, como el propio príncipe de las tinieblas ha especificado, “está to petao” .

Bercebú, también ha dicho que Dios se ha mostrado dispuesto a alojar a estas pobres almas condenadas al fuego eterno, no sin acordar previamente una serie de condiciones.



“Dios va a dejar que vayan a esta zona de pecadores, sólo aquellos que hayan cometido pecados leves”, ha comentado el señor de los habernos, “dentro de esta categoría nos va a permitir desviar a los que hayan robado cremas faciales en el Eroski, quienes hayan donado muchos millones de euros a sus amantes, o quienes la hayan liado parda mezclando productos químicos de piscina”.

“En ningún caso accederán a esta zona colaboradores de Sálvame, concursantes de Gran Hermano, o compositores de dudoso gusto como Letícia Sabatér o Kiko Rivera”, ha concluido el señor del mal.