Esta mañana ha llegado a nuestra redacción el increíble caso de Juanmi Mado, joven gallego que, tras no aguantar a ninguna de las madres de las novias que había tenido en los últimos años, ha decidido casarse con su hermana Angustias, para así poder tener como suegra a su madre.

Hasta A Coruña se ha trasladado uno de nuestros reporteros para entrevistar a Juanmi que muy amablemente nos ha dejado el siguiente testimonio:



“Llevo casi diez años cambiando de mujer como de pantalones por culpa de sus madres, estaba ya desesperado y pensaba que nunca encontraría a una suegra que me aguantara a mí y yo a ella”.

“Así que un buen día se me ocurrió la feliz idea de casarme con mi hermana Angustias que lleva soltera desde que yo era pequeño”.

“Ella está muy contenta porque al fin ha encontrado pareja y yo por mi parte también porque al fin he encontrado a la mejor suegra del mundo”, ha sentenciado Juanmi mientras se comía un plato de paella en casa de su suegra.