Ha llegado a nuestra redacción el caso de Stefan Cornudosson, joven sueco que tras dar su mujer a luz se ha separado de ella al ver que los trillizos que traía en camino son negros.

Uno de nuestros reporteros se ha trasladado hasta Estocolmo para entrevistarse con Stefan que nos ha dejado las siguientes declaraciones en exclusiva:

“Trabajo en una fabrica de Coca Cola por la noche y mi mujer pasa mucho tiempo sola en casa, siempre que la llamaba a media noche ella nunca contestaba y después me decía que estaba en la misa de las 12”.

“Como yo no soy muy católico jamás me di cuenta que la misa de las 12 es a las 12 de la mañana y no de la noche. Después de atar cabos lo entendí todo, la misa ella la hacia en casa de nuestro vecino, el actor, Samuel L. Jackson”.

“Encima me dice que vaya y me encierre en un psiquiátrico que si los niños han salido negros es porque yo bebo mucha Coca Cola, igual lleva razón”, ha sentenciado el Sr. Cornudosson mientras se bebía un vaso grande de Coca Cola.