Un estudio realizado por un equipo de estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, afirma que las personas prefieren dormir con sus mascotas mucho antes que con sus parejas.

Uno de nuestros reporteros se ha trasladado hasta la capital de España y ha podido entrevistarse con Agustín Condog, profesor de la universidad e impulsor del estudio, obteniendo las siguientes declaraciones:



“Desde que me dejó mi mujer por aquel otro tío duermo con el perro y la verdad es que estoy como loco de contento”.

“El perro me permite ver en la tele de la habitación, antes de dormir, lo que a mi me gusta, no se mueve en la cama, no alza la voz para mandarme a hacer cualquier cosa justo cuando estoy cogiendo el sueño y encima cuando me despierto temprano para ir a trabajar no se queja diciendo que hago mucho ruido”.

“Además tampoco le molestan las 12 alarmas que pongo por la mañana, una cada 5 minutos para despertarme, ni le importa que encienda todas las luces de la habitación mientras busco la ropa que me voy a poner”.

“No cambio a mi perro por ninguna novia, el 90% de mis alumnos/as opinan igual que yo, después de dejar a sus parejas y adoptar a un perro”, ha sentenciado Agustín mientras preparaba el almuerzo para él y para su mascota.